Pablo Montoya presentó en OtraParte su novela “Marco Aurelio y los límites del imperio”

      

En el teatro del Parque Cultural y Ambiental OtraParte de Envigado, el escritor barramejo Pablo Montoya, presentó su último libro “Marco Aurelio y los límites del imperio”, a través de una amena charla con el director de Comfama, David Escobar Arango y ante una concurrencia de al menos 120 personas, quienes escuchamos del autor, aquellos pormenores que lo motivaron y aspectos sobre su proceso investigación y creatividad.

Desde niño su padre lo orientó a leer la historia de Roma y Grecia, conocer entre otros personajes de la época antigua a Ovidio, Adriano, Virgilio, etc. Leyó el Adriano de Yourcenar, el Virgilio de Broch, y en ese recorrido se encontró con uno de los estoicos más reconocido de la época; el emperador Marco Aurelio, por lo cual pensó en escribir esta novela, dado que él mismo tuvo que superar enfermedades como la peste, los cambios climáticos que incluyeron inundaciones, recibir inmigrantes e invasores barbaros, cosas que se están viviendo en estos tiempos, comenzando por la pandemia del Covid-19.
             

Destaca en su obra la figura de la mujer, comenta como rescata a su esposa, la emperatriz Faustina, a quien reivindica del tratamiento misógino que a través de la historia le han dado, sólo porque fue la madre del cruel Cómodo, y asimismo desmiente una supuesta infidelidad de ella que nunca fue comprobada. El autor cita a la misma nodriza de Marco Aurelio y hasta le brinda valoración a su concubina, aunque ya en la senectud.

Hizo un curioso acercamiento sobre la vida sexual, sentimental y familiar del emperador al mencionar pasajes de sus Meditaciones, base de la confrontación del ser humano con la etopeya de un hombre rodeado de riesgos, quien se mantuvo sereno e incólume en su lugar propicio.

De esas mismas Meditaciones, Pablo Montoya recoge unas palabras de Marco Aurelio que provocan en el auditorio una sonrisa nerviosa al referirse a la impresión que tenía el emperador sobre la relación sexual, “Es una fricción del intestino y eyaculación de un moquillo seguido de ciertos espasmos”.

Para terminar, responde preguntas sobre temas del poder, el amor y sobre la muerte misma de Marco Aurelio, refiriéndose a una flor como la última visión, en lugar de una luz al final del túnel, similar a “La muerte de Iván Ilich” de Tolstoi, pero Pablo Montoya en su lugar, toma la espiritualidad y belleza lumínica de un lirio, como la abstracción celestial que le brinda la naturaleza.          

Compartir

OTROS PAÍSES

Ecuador
Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.