Niña colombiana de 10 años crea una exitosa empresa de marketing digital

                                 

Allison Avendaño, es una niña que a sus diez años de edad ha demostrado saber que es un emprendimiento con gran visión, pues ya tiene una empresa de Marketing digital, donde capacita sobre negocios a niños y adultos de diferentes lugares del mundo.

La idea del emprendimiento surgió cuando evidenció que su generación quiere crear e innovar, pero les gusta aprender de forma única, por lo que creó su primer programa educativo onlineLa Fábrica de Sueños’, en el que, basada en su propia experiencia, les enseñó a transformar sus ideas en emprendimientos con propósito. Gracias a esa iniciativa es la primera niña infoproductora del planeta.

Su primer negocio lo creó cuando tenía 4 años y apenas hablaba fluidamente. Aprendió hacer manillas con papel y se las vendía a sus papás. Años más tarde, cuando ya tenía 8, se le ocurrió que podía vender buñuelos a sus conocidos. Luego llegó la pandemia y con ella los problemas económicos, pero al mismo tiempo una oportunidad.

Buscó ideas de empresas visionarias en internet y encontró un patrón. Lo emprendimientos con mayor crecimiento están con lo digital y se impulsan a través del marketing. En ese momento estaba en el colegio virtual y aprendió a manejar las herramientas digitales, así que les enseñó a sus padres para que también pudieran buscar opciones.

Sus papás con la venta del carro cubrieron deudas y pagaron la capacitación de Allison. Tres semanas después de haber comenzado la instrucción en línea, Allison recibió los primeros 18 dólares con la venta de contenido para un producto del sector salud.

Luego nació Digitally School, la escuela digital para niños entre 6 y 14 años. En cada módulo que la compone los estudiantes reciben clases sobre un tema específico con retos para acumular puntos y recibir premios.

Participó en la temporada de Shark Tank Colombia, donde expuso su proyecto y sin dudarlo los cinco tiburones decidieron adherirse a su empresa y ofrecer sus conocimientos para ayudarle a crecer.

Allison no necesitó más de 10 minutos para convencer a los tiburones para que invirtieran en su empresa con un préstamo de 15.000 dólares que deberá pagar en 2 años.

“Somos demasiado afortunados al tener la oportunidad de acompañar a la pequeña Allison en el camino que de verdad, no sabemos cómo vamos a poder estar a su nivel.” Dijo Andrea Arnau una de los negociadores.

Lo sorprendente de la niña es que busca impactar de diversas formas en la sociedad, ya que el 10% de sus ganancias se van directamente para una fundación de niños con VIH y abandonados en el municipio de Envigado, Antioquia

Compartir

OTROS PAÍSES

Ecuador
Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.