Colombianos crean una linterna que se enciende con agua salada

                       

El pequeño generador Waterlight usa el proceso de electrólisis para generar 4,5 voltios, los cuales pueden equivaler a 45 días de luz, dependiendo de su uso y cuenta con un puerto USB, que puede servir para cargar aparatos como una radio o un celular. 

Cuando llega la noche, la vida es más difícil para quienes viven en lugares a donde nunca ha llegado el servicio de energía eléctrica o el que llega es interrumpido. Es así que en una comunidad Wayuu, en el departamento de La Guajira, al norte de Colombia, han empezado a experimentar una inusual iluminación con Waterlight, la linterna que se carga con agua del mar.

“Hay poblaciones que tienen muchas necesidades, pero tienen agua salada en exceso”, le dijo a Forbes Juan Felipe Avendaño, project manager en E-Dina, una startup con sede en Bogotá, que se unió a la agencia global de publicidad Wunderman Thompson para desarrollar este proyecto. “Es una linterna que funciona para quien quiera seguir haciendo artesanías o sus tareas, pero también a quien quiera salir a pescar”. 

El dispositivo está ensamblado en su totalidad en materiales reciclables. Cuando la luz necesite otra carga, se podrá volver a llenar con agua y como en el proceso se separa la sal del agua, el agua que quede se puede usar después para cocinar.

“Una ventaja frente a equipos que acumulan energía solar o eólica es que no hay que esperar a que cargue, porque la carga con el agua es inmediata”, añade Avendaño. 

El equipo está siendo vendido a organizaciones no gubernamentales y a gobiernos, pero tienen previsto industrializarlo para que a finales de 2021 o a comienzos de 2022 se comience a distribuir masivamente en tiendas minoristas. Como funciona con base de agua salada, sus creadores creen que además puede servir a quienes se van a campar o para quienes quedan atrapados en medio de una catástrofe natural.