Los mejores tamales de Nueva York son hechos por un paisa

                        

Con el objetivo de ocupar un alto puesto en Samsung Alejandro Martín, viajó a los Estados Unidos para mejorar su inglés y así poder ascender dentro de esta gran organización en Colombia.

Al igual que muchos otros colombianos, este paisa Comunicador Social de la Universidad Minuto de Dios en Bogotá. Alejandro Martín tenía claro que para aprender inglés debía viajar a los Estados Unidos, así que al poco tiempo de esa propuesta hizo sus papeles, tomó el avión y aterrizó en el país del norte.

Luego de nueve meses perfeccionando el idioma en Estados Unidos regresó a Colombia, fue a Samsung se presentó para el cargo que su jefe le había mencionado, pero la oportunidad no llegó, Alejandro Martín expresó “No me dieron el cargo. Me dijeron que era muy joven, que podía entrar en un cargo menor por mi experiencia”.

Con las ilusiones destrozadas, el paisa empezó a hacer cuentas y notó que económicamente le iría mejor en Estados Unidos que en Colombia. Y aunque ya no tenía la visa de estudiante, decidió regresar como turista.

Meses después su permiso para estar en el país norteamericano se venció y como muchos otros indocumentados, Martín hizo hasta lo imposible por continuar allí y encontró en los negocios un aliado. Su emprendimiento empezó gracias a un antojo de su novia, la cual tenía muchas ansías y deseos de comer tamal. “Yo fui le conseguí uno pero eran horribles, desabridos y no tenían el toque del tamal colombiano de verdad”, comentó.

El primer antojo pasó, pero en la cabeza de Martín y su pareja rondó por un buen tiempo el deseo de probar en New York este plato. De hecho, le comentó a un amigo y este le propuso que él los preparara y los vendiera. Parecía una buena idea. El problema es que él no sabía cocinar y la idea de su amigo quedó en veremos.

Sin embargo, el destino lo volvió a llevar por el mundo de los tamales. Su expareja tomó la decisión de llamar vía Skype a la mamá de Martín para que le indique qué tenían que comprar y cómo podían preparar los tamales.

Los tamales se vendieron como pan caliente a $10USD cada uno y conquistó tanto a clientes latinos como no latinos. Entonces, Martín se dio cuenta que allí había una gran oportunidad para generar ingresos extra y que había dado los primeros pasos de lo que hoy es La Tamalería Colombiana USA.

Los logros de la Tamalería Colombiana USA

  • Cumplió 4 años.
  • Da trabajo a 140 personas.
  • Lleva el tamal colombiano a Nueva York, New Jersey, Connecticut, Pensilvania, Staten Island, Miami y otras partes de Florida.
  • Cultiva su propia hoja de plátano en una finca colombiana y la lleva a los Estados Unidos.
  • Su tamal se vende entre 5 y 10 dólares (directo y distribuidores).
  • Empezó vendiendo un tamal, luego diez y ahora ocho mil semanales. También vende cojínes de lechona.
  • Factura más de 100 mil dólares al mes.

Ahora maneja un grupo de apoyo para los emprendedores que deseen incursionar en los Estados Unidos con un negocio que ya suman más de 1200 personas.

Para contactarlo: WhatsApp 929-2934652

 

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.