El escultor Ariel Gil talla sus emociones en la madera

                      

Ariel Gil, el tallador de emociones expresadas en el madero, está por estos días posteriores a la cuarentena obligada por la emergencia, sacando sus herramientas y bocetos sobre una tabla, a los espacios abiertos de la ciudad de Medellín o en cualquiera de sus municipios cercanos de una manera itinerante y con el fin adelantar sus obras frente al público.

Bien lo podemos encontrar en los alrededores de las casas de cultura, bibliotecas, parques o cualquier lugar donde le permitan mostrar su pasión y acercar el arte del tallado al transeúnte que se detienen para admirar como la paciencia y la habilidad de Ariel manipula sus formones y gubias hasta llegar, después de varias semanas de pulimento, darle vida a los caballos, aves, a la floresta o la figura de una mujer. FOTOS DE SU OBRA.

Nacido en el municipio de Caucasia, Antioquia Ariel Gil, es un escultor que dedica su vida a reproducir imágenes, bien en un roble, en una tolúa o bien en un guayacán, pero dejando siempre en ellas su espíritu silente, su esmero y una inspiración dinámica de la naturaleza, arte que viene transmitiendo con talleres a los jóvenes apasionados por disfrutar y continuar con un legado que se resiste a desaparecer.

                                                 

Desde niño en la carpintería de su padre empezó su amor por la madera y en medio de la viruta, pronto se destacaría en el grabado sobre los trozos inservibles de algún mueble o en los troncos rescatados de los árboles caídos que con la transformación que él les da, continúan su existencia en un ambiente social, para acompañarnos con su esencia natural.

CONTACTO:

Cel. 3135829133  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  www.arielgil.com

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.