Las tiendas de la Confianza sorprenden a los transeúntes en Medellín

               

Se trata de la tienda que no tiene quien la atienda, una novedosa iniciativa de un estudiante que dejaba sus productos con sus precios y una caja al lado donde los compradores dejaban el dinero a la vista del público, mientras acudía a clases. La idea fue replicada por la Alcaldía y ya se encuentra en distintos sitios de la ciudad.

En la chaza o canasta mostrador, todos los productos cuestan $1000 y las personas que desean adquirir alguno de ellos deben pagar y darse las vueltas. Es un experimento social de la Alcaldía de Medellín con el que pretende destacar el compromiso ciudadano en el cumplimiento de las normas.

"La estrategia se sustenta sobre la certeza de que la mayoría de las personas,  gran parte del tiempo, ayuda a los demás y resuelve sus problemas con el diálogo, la cooperación y la confianza, basadas  en el cumplimiento de normas y acuerdos”, explicó Lina Botero, secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín.

Estas tiendas que cuentan con productos de consumo rápido, entre los que se encuentran Chocoramos, chocolatinas Jet y galletas Tosh entre otros, están generando rotación por toda Medellín entre la plaza Mayor, la Alpujarra, estaciones del Metro, centro de la ciudad, universidades y demás espacios de bastante flujo peatonal. FOTOS AQUÍ.

El dinero pagado por los usuarios alcanza el 93% de cumplimiento en estas tiendas y su valor es utilizado para apoyar ideas novedosas que promuevan la cultura ciudadana. Se trata de una campaña de carácter social con la que se busca “resaltar las acciones positivas de la ciudadanía”, explica Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.