Estás listo(a) para ser o tener un roomie?

       

Cada vez más jóvenes de nuestra cultura latina planean o desean tomar la decisión de vivir de manera independiente, no convivir con sus padres o familiares por un tiempo determinado o de manera indefinida. El motivo puede tener diferentes causas entre las que se destacan, la facilidad de traslado en la ciudad, reducir el costo del alquiler y pago de los servicios públicos o conocer otras personas. Por lo cual la opción más rápida es volverse o recibir un Roomie. 

Roomie (Rumi) es una persona que comparte apartamento o habitación. La palabra es abreviación de roommate, que es de origen anglosajón, y se traduce como compañero de cuarto. 

Independizarse es el sueño de muchos universitarios por el deseo de tener más libertad, lejos de las reglas de los papás. Significa una nueva vida y para ello es bueno tener en cuenta unas simples recomendaciones que te llevarían a mantener una buena convivencia.

No criticarás a los novios o novias

Decirle a tu roomie que no te gusta su pareja sólo va a provocar un mar de drama. Ponte en su lugar, ¿te gustaría que te dijera que tu novio/novia es horrible? 

No tomarás nada sin preguntar

Una de las reglas más importantes. A nadie le gusta que otra persona tome sus cosas sin ni siquiera preguntar. Si te presta algo, cuídalo.

No te comerás sus alimentos

Hay que respetar al otro. Si tu roomie llega de clases o trabajo y lo único que lo va a hacer feliz es ese pedazo de pastel que guardó y tú ya te lo comiste…el infierno se va a desatar en tu casa.

No convertirás el baño en un chiquero

Hay tantos detalles que molestan cuando se usa un baño desde no dejar cabellos por todos lados o dejes la pasta dental en el lavamanos.

No tomarás duchas excesivas

Es muy simple, es grosero acaparar el baño, sobre todo cuando se supone que dos personas lo comparten. ¿Cómo alguien se puede preparar para el día, si su roomie tarda 3 horas en el baño? Nos gusta la higiene, pero no hay que exagerar.

No invitarás amigos sin avisar

No hay nada peor que llegar a casa y que esté llena de los molestos amigos de tu roomie, especialmente cuando sólo quieres tirarte en la cama y ver televisión en ropa interior. Para evitar estos problemas, manda un mensaje avisando que llevaras invitados a la casa.

No olvidarás sacar la basura

Como ambas personas usan la caneca de la basura, deben turnarse para sacar la basura. Toma dos segundos hacerlo y no olvides reemplazar la bolsa vieja con una nueva.

No escucharás música a todo volumen

Una vez más…respetar al otro y su espacio. Nadie quiere pasar la mañana del sábado escuchando sonidos rompe tímpanos, ni mucho menos una voz desafinada que canta como gato dolido por el amor que ya se fue.

No harás un escándalo cuando se duerme

Es muy grosero cuando tu roomie duerme, que te pongas a hablar por teléfono como quinceañera y grites mientras te cuentan el último chisme del mundo. Lo mismo aplica cuando prendes la aspiradora a las siete de la mañana, azotas puertas a media noche o te pones a ver una película a todo volumen.

Es mejor no tener mascotas

No tener mascotas haría más fácil la convivencia.

Pero si estás a punto de tomar una decisión como ésta, a continuación encontrarás un cuestionario que te ayudará a descubrir si es hora de dejar el nido o antes debes madurar un poco más.

El dinero para cubrir los gastos en tu casa lo aporta

a) Mis papás.

b) Mis papás y mis hermanos.

c) Toda la familia

Tus ingresos mensuales salen de…

a) Mi mesada

b) Trabajos esporádicos.

c) Tengo trabajo estable

Cuando un maestro deja trabajos en equipo tú…

a) Dejo que el líder de mi grupo organice.

b) Pido mi parte y la cumplo en tiempo y forma.

c) Prefiero yo mismo para que todo salga bien.

Los fines de semana te gusta. 

a) Levantarme tarde y pensar en las propiedades de la canela.

b) Irme de fiesta y conocer personas.

c) Cumplir con mis deberes y después ir a sitios culturales o visitar amigos

Si hay una disputa familiar prefieres

a) Ponerme energúmeno para defender mi punto de vista.

b) Hacerme de la vista gorda, que ellos resuelvan sus problemas.

c) El dialogo es fundamental para conseguir la armonía.

Vas en el transporte y alguien te empuja, tu reacción es…

a) Tratar de ser amable, pero si le pido que tenga más cuidado.

b) No pasa nada, es el pan nuestro de cada día en el bus.

c) Por dentro me enojo, pero prefiero mostrar mi educación.

Debes dinero y de pronto te llega un extra…

a) Me lo gasto en tonterías porque necesito mejorar mi ánimo

b) Hay una indecisión sobre a cuál de mis acreedores le debo pagar primero.

c) Prefiero ahorrarlo porque no tengo deudas.

No hay comida en el refrigerador y mueres de hambre, entonces…

a) Buscas en los gabinetes a ver si encuentras al menos un pan.

b) Sales a comprar algo en la esquina, igual que la noche anterior.

c) Voy al supermercado y hago las compras para un mes.

Estás a punto de salir para una rumba y tu pantalón favorito está sucio, tu…

a) Me lo pongo sucio.

b) Tomo uno prestado del closet de mis hermanos.

c) Busco otro en mi armario.

RESPUESTAS

Mayoría A (5 o más): Aún no estas listo para buscar un roomie. No pareces una persona responsable todavía y para cualquiera sería   difícil lidiar con tu pasividad ante la vida. Y en realidad da la impresión de no tener problemas con seguir viviendo en casa de tus padres a los 40. Date unos años más para madurar.

MAYORÍA B (5 o más) : A ti y a tu roomie les costará adaptarse pero tendrán un buen futuro. A pesar de tus malos hábitos, hay en ti una semilla de esperanza que con el tiempo mejorará en muchos aspectos de tu personalidad.

MAYORÍA C (5 o más): Adelante, a menos que tu roomie sea un Mayoría A, serás el maduro de la relación. Seguirás las reglas de convivencia y pagarás la renta a tiempo. Si acaso tu compañero de cuarto se quejará de lo poco flexible que eres, pero nada que no pueda resolverse con una charla.

Por: Veronica Chávez

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.