EL FLAUTISTA ANDREA GRIMINELLI EN DIALOGO CON EL ACORDEÓN

                      

La brillantez de la flauta clásica y el sonido alegre del acordeón vallenato se unieron en una producción musical del italiano Andrea Griminelli, que como en otras oportunidades orquestas sinfónicas e interpretes del mundo han llevado éste aire del folclor colombiano a niveles sublimes en los auditorios más excelsos, él también se contagia del sabor y esencia de nuestra costa caribe.

Con el álbum “Vientos vallenatos” el artista desafía los pitos de un Pedazo de Acordeón en las manos del rey vallenato 2009, Sergio Luis Rodríguez, en una apuesta musical en la que Griminelli, considerado por el New York Times como uno de los mejores ocho artistas de los años 90, incursiona en un ritmo al que llegó por amor.

“Me enamoré del vallenato cuando conocí a mi esposa. Ella me mostró un sonido que hasta ese momento era desconocido para mí y del que hoy puedo decir soy seguidor de sus armonías, de sus letras, y de todo lo que expresa”, señaló el intérprete, quien hace nueve años contrajo matrimonio con la exseñorita Guajira Rossana Redondo, y con la que tiene dos hijas: Sofía y Alessia.

“Yo simplemente le mostré nuestra cultura, nuestra esencia Caribe, y aquí está el resultado. Con este proyecto queremos llevar la música vallenata por todo el mundo, a los teatros, a otros escenarios culturales a donde el vallenato no ha llegado”, dijo la exreina y coautora de la iniciativa, en respuesta a su esposo. 

Para Griminelli, lo más difícil de “medírsele” a hacer vallenato fue lograr el ritmo de esta música. “En el vallenato hay armonía, hay ritmo, hay una energía fantástica. Coger el ritmo fue lo más difícil, se necesita aprender el acento de cada nota”, detalló.

El acordeonero, Sergio Luis Rodriguez, aseguró que esta fue una experiencia cargada de aprendizajes. “Orgulloso por haber trabajado con un artista de la talla del maestro Grimenelli. Gracias a Dios nos pudimos entender muy bien, porque aunque el maestro no lleve la música vallenata en la sangre, la conoce muy bien, y lo que es mejor, la ama y la goza bastante”, agregó.

Clásicos del vallenato como Matilde Lina, Alicia Dorada, La gota fría, Benditos versos, Nació mi poesía y el Cantor de Fonseca,  son un verdadero regalo para el folclor colombiano. MI PEDAZO DE ACORDEÓN.

Sobre Griminelli

Y es que el maestro Andrea Griminelli es, según la crítica especializada, uno de los mejores flautistas clásicos del mundo.  Su debut a nivel internacional fue en el prestigioso Madison Square Garden de New York en 1984, a los 25 años, de la mano cuando de Luciano Pavarotti, con quien realizó más de 200 conciertos por todo el mundo.

Ganó un Premio Grammy con el CD Live in Modena, Piazza Grande, y ha actuado junto a artistas de la talla de Andrea Bocelli, Sting, Elton John, Sir James Galway, Uto Ughi, Jean-Marc Luisada, entre otros. Recibió los títulos de Caballero y Oficial al Mérito de la República italiana.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.